Connecting, leading, and supporting women
in the workplace to reach their God-given potential.

La Comparación: El Enemigo de la Simplicidad

April 9, 2018

 

¿Como sabes que necesitas simplificar tu vida? Para Susan Tolles, directora de los grupos locales de 4word, le tomó décadas de trabajar demasiado y agotarse a si misma y su familia en la búsqueda de la perfección antes de darse cuenta de que necesitaba hacer un cambio … o arriesgarse a que su legado se viera afectado.

 

——

 

4word: ¿Alguna vez has tenido dificultad en mantener las cosas simples en tu vida?

 

 

Susan: Cuando reflexiono sobre mi vida, veo que no sabía que necesitaba simplificar las cosas, pero sí tenía que hacerlo. Los recuerdos más vívidos que tengo de complicar demasiado mi vida fueron durante el tiempo que fui ama de casa por 24 años. Puse mi vida en ser una súper mamá, una súper esposa y súper voluntaria. Tenía la cena en la mesa exactamente a las 6:30 todas las noches (probablemente sintiéndome muy estresada). Hice elaboradas camisetas pintadas y sudaderas (¡gracias a Dios que esa época ha pasado!), teníamos fotos perfectas para las tarjetas de Navidad (que no mostraban lo agitada que estaba tratando de hacer que mis pequeños se quedaran quietos y sonrieran), hicimos lujosas tarjetas de San Valentín para los abuelos y parientes (la mayoría de las cuales mis hijos ni siquiera conocían) y supervisé de cerca sus proyectos escolares para asegurarme de que fueran impecables (por supuesto, los maestros sabían). Tenía un calendario codificado por colores con todas sus actividades, y me enorgullecía el hecho de que todo estaba organizado (por fuera, de todos modos) con niños que estaban tan ocupados como yo. ¿Te has dado cuenta de que soy un perfeccionista?

 

 

En mi etapa de nido vacío, estaba buscando algo productivo y satisfactorio para hacer, así que tomé un gran paso de fe y creé un sitio web para mujeres mayores de 50 años. Pasé horas y horas en mi computadora, una vez más buscando la perfección y probablemente volviendo loco a mi diseñador gráfico y desarrollador web con mis objetivos a veces poco realistas. ¡Tuve que contratar a alguien para administrar mis redes sociales porque me estaba consumiendo! Una vez más, me perdí en los detalles y olvidé disfrutar el viaje. Pasaron varios años, tres sitios web y algunas oraciones profundas de meditación para darme cuenta de que estar en la primera página de Google no era tan importante como pasar tiempo con mi familia y amigos. Hay una gran libertad en envejecer y ser más sabio, cuando a uno le importa menos lo que otros piensan y más acerca de lo que es eternamente valioso.

 

 

4word: ¿Porque crees que las mujeres tienen dificultad en manteniendo sus vidas libres de mantenerse ocupadas y de quehaceres?

 

 

Susan: Uno de los peores culpables es cómo nos comparamos constantemente con los demás. Deseamos que fuéramos más inteligentes, más jóvenes, más delgadas o más exitosas. Miramos los regalos que Dios le dio a una amiga y deseamos que fueran nuestros. Medimos nuestro progreso como novatos contra el de expertos. No tenemos invitados porque nuestras casas no son tan atractivas como las suyas, o tenemos un poco de desorden, o simplemente no tenemos una casa que parece sacada de una revista. La vida no es perfecta, pero vivimos con la falsa creencia de que, si no somos perfectos ante los ojos del mundo, hemos fallado. Medimos nuestro valor por cuánto logramos en lugar de cumplir el propósito al que Dios nos ha llamado.

 

 

Existe el riesgo en ser vulnerable y real, lo que asusta a la mayoría de las mujeres. Dándonos la gracia de ser imperfectas, practicar el amor propio y vernos como dignas nos da la libertad de vivir auténticamente, abrazando a quien Dios nos creó ser en lugar de a quien el mundo dice que debemos ser.

 

 

4word: ¿Piensas que hay una conexión entre la necesidad de la simplicidad y el aumento en la depresión y la ansiedad?

 

 

Susan: ¡Absolutamente! Cuanto más sentimos que debemos hacer y ser, nos estresamos y nos estiramos más. Descuidar el autocuidado a favor de luchar por más puede ciertamente agotar la mente, el cuerpo y el espíritu. Incluya comparaciones constantes, alimentadas por pasar tiempo en las redes sociales, y la depresión es el resultado con demasiada frecuencia.

 

 

Uno de mis versos favoritos es Salmos 139:14, que muestra que cada una de nosotras somos una creación maravillosa de Dios, ¡exactamente como somos!
“¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!”

 

 

Otro recordatorio importante se encuentra en 1 Pedro 3:3-4.
“Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios.”

 

 

Esa última línea lo dice todo… un espíritu apacible y tranquilo es de gran valor en los ojos de Dios. A él no le importan nuestras listas de quehaceres. Él quiere que compartamos con El a diario y compartamos nuestra ansiedad con Él, lo que es imposible si estamos tan ocupadas que no podemos tener un momento de tranquilidad – aunque sea solo un momento breve para respirar profundamente y orar.

 

 

4word: ¿Cuáles son algunos de los “enemigos” comunes de la simplicidad que impiden que nuestras vidas se calmen?

 

 

Susan: En lo que he caminado con mujeres como un coach de propósito de vida cristiana, he visto tanto “equipaje pesado” que las agobia. Tres de las más comunes son:

 

 

Temor: miedo al fracaso, miedo a decepcionar a alguien, miedo a lo que otros pensarán y, a veces, hasta miedo al éxito. ¡Encontrar confianza en Dios ayuda a conquistar todo lo que el mundo le arroje!

 

 

Perfeccionismo: esforzándose por ser como alguien en lugar de la increíble mujer que Dios creó. Siendo tu ser hermoso y auténtico que es digno en Sus ojos trae una sensación de paz a tu vida. ¡Practicar “lo bueno es lo suficientemente bueno” es liberador!

 

 

Límites insalubres: decir que sí por obligación o culpa en lugar de establecer límites con la importante palabra “no”. ¡Simplifica tu vida diciendo no más seguido a las cosas que no “encienden tu fuego”, y deja más tiempo para esas cosas que quieres hacer! Entonces te sentirás más entusiasta, con energía y alegre en las actividades que eliges hacer.

 

 

Haga clic aquí para “From Frazzled to Focused: 10 keys to Slowing Down and Simplifying Your Life”. Yo he usado estas estrategias con mis clientes por muchos años y estoy feliz de compartirlos con ustedes.

 

 

4word: El Verano pasado, pasaste tiempo en Uganda dirigiendo dos conferencias de mujeres. ¿Cómo afecto esa experiencia tu vida en términos de la simplicidad?

 

 

Susan: Tuve la extraordinaria oportunidad de pasar 10 días en el norte de Uganda con mujeres que tienen muy pocos recursos. En sus comunidades remotas, viven en chozas de barro de 15′ de diámetro sin agua corriente o electricidad y cocinan en fosas de carbón. Duermen sobre esteras en el suelo y sus comidas diarias son principalmente frijoles y arroz.

 

 

En cada comunidad, pasé dos días compartiendo las verdades de Dios acerca del miedo, la vergüenza y la falta de perdón. Sí, luchan con las mismas creencias negativas que nosotros, pero su opresión proviene de la pobreza, la guerra, el abuso sexual y las enfermedades. Me sentí profundamente afectada al ver cómo seguían alabando a Dios a pesar de sus circunstancias desgarradoras. De alguna manera, llevan una vida sencilla, sin agobios por el desorden o el ajetreo. Pero sus vidas también son extremadamente difíciles, solo tratan de sobrevivir. Lo que se podía ver más que todo fue su hermosa fe en Dios, confiando en que Él proveería para todas sus necesidades. No necesitan un armario lleno de ropa y zapatos en una casa llena de la última decoración para conocer su valor eterno. Estas mujeres irradian la alegría del Señor mientras cantan y bailan, alabándolo diariamente por sus abundantes bendiciones.

 

Desde ese viaje, he estado simplificando mi vida. He donado ropa a un refugio para mujeres y he llevado dos carros de accesorios para el hogar a una tienda de segunda mano local. Cuando compro algo nuevo para vestir, me comprometo a sacar al menos dos artículos de mi armario. Reuní las cosas en mi casa que no había usado en varios años y las doné a un centro de ayuda para desastres. Ahora, me siento más ligero, menos agobiado por “cosas” con una mayor libertad para disfrutar de la vida sin trabas. Les digo a mis hijos: “Un día, ¡me lo agradecerán, cuando no tengan que lidiar con todo esto!” Es un regalo para ellos que yo limpie ahora.

 

 

 

4word: ¿Otra cosa que te gustaría compartir?

 

Susan: Hace unos años, les pregunté a mis tres increíbles hijos adultos: “¿Qué fue de tus años en nuestra familia que te convirtieron en lo que eres hoy?” Ninguno de ellos dijo que era por nuestras cenas perfectamente sincronizadas, camisas pintadas, tarjetas navideñas o proyectos escolares A+. Sus respuestas fueron consistentes y cambiaron la forma en que veo la perfección y la ocupación ahora:

 

  • Tuvimos una base de fe sólida en nuestro hogar. Jesús fue el centro de nuestras vidas.
  • Nos teníamos amor incondicional el uno por el otro. Mi hijo dijo: “Solía estar asqueado cuando papá te daba un beso y un abrazo a primera hora cuando llegaba a casa por la noche. Pero eso me causó una gran impresión, algo que haré con mi esposa.”
  • Nos respetamos el uno al otro. Siempre había una “orden jerárquica” y los padres siempre estaban por encima de los niños. Teníamos límites, lo que les daba dirección y una sensación de seguridad.
  • Mi esposo y yo estuvimos involucrados en sus actividades. Aparentemente, muchos padres dejaban a sus hijos en sus eventos deportivos o extracurriculares. Al menos uno de nosotros siempre estuvo presente para apoyar a nuestros hijos en lo que sea que estuvieran haciendo.

 

 

Yo había sido sobresaliente, y nadie se dio cuenta. Había perdido horas de tiempo y energía en cosas que no tenían un valor duradero. Estaba exhausta por la noche, en lugar de permitir que los regueros se quedaran para poder descansar lo necesario. Lo que brilló para nuestros hijos fueron nuestras creencias fundamentales, que son sólidas y tradicionales. Ese es nuestro legado, no la perfección en cosas sin importancia.

 

 

Su legado está enraizado en sus relaciones, primero con Dios y luego con su familia y amigos. Nadie recordará lo que termino de sus listas de quehaceres en los próximos años. Lo que recordarán es cómo impactaron sus vidas a través de sus palabras y acciones.

 

 

——

¿Su legado es saboteado por ser una mujer estresada que se sobrepone? Nos encanta el consejo de Susan de abandonar la búsqueda de la perfección y centrarnos en enraizar su tiempo en esta tierra con lo que es realmente importante: Dios y sus seres queridos.

——

 

Susan Tolles es apasionada por ayudar a las mujeres a florecer inspirándolas y equipándolas para vivir de acuerdo con el propósito de Dios para sus vidas. El viaje de la vida de Susan la ha llevado de ser una mujer profesional a una rica experiencia como madre que se queda en casa, luego a convertirse en una emprendedora por primera vez a los 53 años. Como asesora de vida cristiana certificada, ha sido una guía, estratega y animadora para mujeres de todo el mundo que desean vivir con un significado más profundo, menos estrés y una mayor confianza en el llamado de Dios. Susan creó su organización sin fines de lucro Flourishing Life International Ministries con la visión de “despertar esperanza e importancia en mujeres que han sido heridas por el abuso, la adicción, la explotación y la pobreza”. Su libro “Creado para florecer por el diseño de Dios” es la base de ese ministerio y se publicará en primavera de 2018.

 

 

Susan es la directora de grupos locales para 4word, supervisando el desarrollo y crecimiento de grupos locales a nivel mundial. Ella y su esposo Jim viven en Austin, Texas. Tienen tres hijos adultos y un nido en expansión de preciosos nietos que iluminan sus vidas.

——

 

Sign up to receive our Monday Morning emails and get blogs like this delivered right to your inbox!

 


SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *