Connecting, leading, and supporting women
in the workplace to reach their God-given potential.

¿Vale la pena estar más ocupada?

April 2, 2018

 

 

Son las 8:00 a.m. Estás saliendo de tu auto, en la oficina, o aún estás en camino. Ya has estado en el gimnasio o has pasado por la línea de entrega en la escuela de tus hijos. Tuviste tal vez dos segundos para tomar tu café más temprano en la mañana y ya estás sintiendo la necesidad de tomar otra dosis de cafeína. Tu teléfono ha estado sonando interminablemente con notificaciones de reuniones, fechas límites para proyectos y actividades después del trabajo desde que abriste los ojos a las 6:00 a.m. Mientras caminas hacia tu lugar de trabajo, ya sientes que el cansancio se acerca y te preguntas cómo llegarás al final de lo que parece ser el día más ocupado. Otra vez.

 

 

¿Eso resume un día típico? Para la mayoría de nosotros, “ocupado” es la única y más precisa palabra para describir nuestras vidas, día tras día. Incluso nuestros fines de semana están llenos de quehaceres y tares que no podemos hacer durante la semana de trabajo, dejándonos quizás una o dos horas cada semana cuando podemos sacar un tiempo que se asemeja a “tiempo para mí”.

 

 

Repase la siguiente lista y clasifique lo que recibe más tiempo en su vida en este momento:

 

 

  • ¿Lista de quehaceres o dormir?
  • ¿Yendo al gimnasio o saliendo con amigos?
  • ¿Reuniones con clientes o reuniones de oración?
  • ¿Buzón de tu correo electrónico o tiempo “sin teléfono” con familiares/amigos?

 

 

Lo creas o no, la mayoría de lo que consideras importante en este momento no tendrá mucha importancia cuando llegues al final de tu carrera. Estamos tan condicionados a ver el logro como cuánto hemos hecho en un día, cuánto dinero hemos ganado, cuántos comités y compromisos podemos apilar en nuestros calendarios, y cuántas horas registramos en la oficina. ¿Por qué?

 

 

“No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas.” – Prov. 23:4

 

 

 

La culpa, la falta de confianza y las batallas con la depresión y la ansiedad son rampantes entre la sociedad actual, especialmente entre las mujeres Dios nunca tuvo la intención de que estuviéramos revoloteando como manadas de conejitos Energizer enloquecidos por la cafeína, saltando de una responsabilidad y “sí” a la siguiente sin descanso ni final a la vista. De acuerdo con el versículo anterior, ese tipo de mentalidad es tonto. Es hora de ser sabia y comenzar a mostrar cierta moderación en su vida. Solo te han dado esta vida para vivir; ¿Por qué quieres pasarlo rápidamente y llegar al final sin nada que valga la pena mostrar por tus esfuerzos?

 

 

Este mes, nos enfocaremos en la simplicidad y lo que esa palabra significa en relación a nuestras vidas y nuestro bienestar. Únase a nosotros y elija comenzar a encontrar espacios en blanco en su calendario, estableciendo límites saludables y brindándole a Dios y a sus relaciones la atención y el afecto que merecen.

——

 

Sign up to receive our Monday Morning emails and get blogs like this delivered right to your inbox!

 


SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *