Connecting, leading, and supporting women
in the workplace to reach their God-given potential.

Como una Ejecutiva de Nike encontró su confianza en el trabajo

March 12, 2018

 

Patty Ross, ex – ejecutiva de Nike y miembro del consejo de 4word, tuvo una increíble carrera de 34 años con Nike que fue gratificante y de acuerdo con su visión para su vida … y, sin embargo, luchó durante años con falta de confianza y dudas en el valor que traía a la mesa. ¡Lee cómo recuperó su confianza!

 

 

4word: ¿Sabía siempre qué dirección tomaría su carrera?

 

 

Patty: Como el más joven de cinco (cuatro niñas y un niño), crecí en una familia basada en valores específicos, disciplina y ética laboral. Nuestras conversaciones durante la cena se centraron en la educación, la productividad, los negocios y el deporte. Por lo tanto, tiene sentido que haya pasado la mayor parte de mi carrera profesional en la compañía delantera mundial de deportes y estado físico.

 

 

Desde muy joven, Dios me dio el deseo de dirigir, inspirar y enseñar. ¡Siempre era la gerente o la maestra cuando jugaba con otros! Nunca supe a dónde me llevaría esa pasión e interés. Durante la escuela, me encantaba aprender, explorar y cuestionar. Era activa en las artes y los deportes y estaba inscrita en todas las clases de negocios disponibles, el mercadeo y la contabilidad eran mis favoritos.

 

 

Estaba particularmente interesada en el mercadeo, así que me uní a DECA, un club de mercadeo que prepara líderes jóvenes para el mundo de los negocios. Fue a través de DECA que me involucré profundamente en el mercadeo. En mi tercer año en la escuela secundaria, escribí un plan de negocios para introducir los productos de Frito Lay en nuestra tienda para estudiantes. Presenté el plan en la conferencia anual DECA y obtuve el primer lugar en la primera competencia estatal Pepsi Learn & Earn. Después de ganar los honores estatales y nacionales, mi maestra de mercadotecnia me presentó al director de contabilidad de una nueva empresa de zapatos llamada Nike. A los 16 años, era una empleada de cuentas pagadero, donde trabajaba a tiempo parcial después de la escuela y a tiempo completo durante los veranos hasta la graduación de la universidad. ¡El resto es historia!

 

 

Metí el pie en la puerta de Nike en 1982 porque alguien creía en mí y me inspiró a ver en mí misma lo que no podía ver. Me ayudaron a elevar mi confianza y también me dieron acceso a una oportunidad que me permitió llegar a donde estoy hoy.

 

 

 

4word: ¿Alguna vez tuviste problemas en sentirte confiada en tu posición con Nike?

 

 

Patty: ¡Absolutamente! Después de haber tenido más de 18 roles diferentes a lo largo de mi carrera, con frecuencia me encontraba liderando estrategias, grandes organizaciones y contenido diverso donde no era una experta. ¡Incluso llegaré tan lejos y diré que, en varias situaciones, no sabía nada de lo que me pedían que dirigiera! Muy seguido, especialmente en las primeras etapas de mi carrera, me cuestionaba a mí misma si tenía o no la experiencia o la habilidad de hacer lo que me pedían, lo que me dejaba haciéndome preguntas, insegura y llena de dudas.

 

 

Tratando con los problemas de confianza propia es un problema común, especialmente entre las mujeres. Lo que me di cuenta a lo largo de los años es que, si no se controla, las persistentes dudas pueden seguir mordisqueándote hasta que de repente te despiertas y te preguntas por qué te sientes tan insignificante e impotente.

 

 

 

4word: ¿Por qué crees que las mujeres luchan hoy con no sentirse confidentes en sus habilidades y su valor?

 

 

Patty: Lo que sé ahora, pero no me di cuenta hasta más adelante en mi carrera, es que el maligno no quiere nada más que nosotros “juguemos en pequeño”. Quiere que perdamos de vista nuestros talentos y obsequios dados por Dios y en su lugar nos cuestionamos si somos o no lo suficientemente buenos, lo que generalmente nos lleva a hacer preguntas como esta:

  • “¿Tengo lo que se necesita para avanzar en mi carrera?”
  • “¿Manejé esa situación apropiadamente?”
  • “¿Tomé la decisión correcta?”
  • “¿Qué pasará si expreso lo que quiero?”
  • “¿Qué pasa si me equivoco?”
  • “¿Puedo tener una carrera exitosa Y vivir una vida balanceada, alegre y satisfactoria?”

 

 

¿Alguna de estas preguntas te suena familiar? ¿Qué pasaría si tuviera que decirte que tus dudas, inseguridades y creencias auto limitantes no provienen de Dios, sino que provienen directamente del enemigo, para matar, robar y destruir? ¿Cómo te hace sentir eso? ¡Para mí, llegar a esta realización a mitad de carrera fue un cambio de juego! Se siente tanta libertad al darse cuenta de que tenía una opción: creer en Dios o creer en las mentiras del enemigo. Tomé una decisión consciente y deliberada de no volver a esconder o ignorar mis sentimientos, sino aceptar como me sentía y llevar esa duda, la falta de confianza y las preguntas de autoestima a la cruz. Empecé a vivir y hablar desde una vida basada en las promesas de Dios, que encendió una transformación poderosa en mi vida.

 

 

4word: En tu opinión, ¿Qué es la clave en sentirse confidente y reconocer tu valor?

 

 

Patty: Ganar confianza y abrazar tu autoestima no es un proceso de la noche a la mañana. Como decimos constantemente en Nike, ¡estamos entrenando para un maratón, no una carrera! Se necesita tiempo, disciplina, y gracia. No hay un camino perfecto para la forma en que cada uno de nosotros llegará allí. La clave para encontrar ese camino, sin embargo, es primero decidir buscar a Dios para la validación, la aceptación y la aprobación en lugar de mirar a los demás. Con el tiempo, te darás cuenta, como yo lo hice, que estar indeciso al tomar esta decisión te mantendrá atascado y te impedirá reconocer el propósito de Dios para tu vida.

 

 

Cuando encuentras y usas tu voz en base a las promesas de Dios, te equipas para amar a Dios y amar a los demás, y adquieres una herramienta esencial para navegar por las tareas y decisiones diarias, grandes y pequeñas. Llenas tu mente con pensamientos positivos, dejas de tratar de ser perfecto, continúas creciendo y mejorando, pides guía y dejas de buscar consuelo en los demás. ¡Y tu autoconfianza se eleva! Josué 1: 9 dice, “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.’” (NVI)

 

 

4word: A medida que avanzas hacia la jubilación, ¿cómo cambiarán tu autoestima y confianza?

 

 

Patty: Mi autoestima y confianza comenzaron a cambiar significativamente hace unos cinco años cuando asistí a mi primer retiro silencioso. Sí, lo leíste correctamente: silencio completo durante cinco días. ¡Sin teléfono, sin correo electrónico, sin redes sociales, sin conversación! ¡Solo yo, mis pensamientos y un momento de tranquilidad con el Señor! Estaba muerta del miedo por lo que se revelaría durante el proceso. Pero sabía que tenía que ir, independientemente del resultado.

 

 

Salí de esa semana de silencio con una nueva relación entre mí y mi Padre. A través de la palabra de Dios, la oración y el Espíritu Santo, comencé a experimentar plenamente el amor de Dios de una manera que nunca antes había entendido. Comencé a buscar una guía divina en cómo me veía a mí misma y escuchar al Espíritu Santo en busca de liderazgo y dirección.

 

 

Creo que cada una de nosotras puede encontrar fortaleza interna, confianza y autoestima, pero solo a través de la gracia de Dios podemos adquirir el poder y la energía para hacer esa transición. Dios nos dará las herramientas que necesitamos para alcanzar nuestras metas y cambiar nuestras vidas. ¡Solo tenemos que preguntar!

 

 

Aquí hay tres “necesidades” que todos tienen, independientemente de donde están en la vida:

 

 

Necesitamos el Espíritu de Dios para darnos poder.

 

El Espíritu de Dios nos ayudara hacer cambios que no podemos hacer solos, basados en el poder y la confianza en Dios, al contrario de nuestra fuerza de voluntad y esfuerzo. Zacarias 4:6 dice, “No será por la fuerza ni por ningún poder, sino por mi Espíritu — dice el Señor Todopoderoso.” (NVI)

 

 

Necesitamos la palabra de Dios como guía.

 

La Biblia es el manual de vida para el propietario. Mientras más lo leamos, lo estudiemos, lo memoricemos y meditemos en él, más exitosos y llenos seremos en la vida. Filipenses 4:13 dice, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (NVI)

 

 

Necesitamos a las personas de Dios que nos apoyen.

 

No podremos alcanzar nuestros objetivos por nuestra propia cuenta. ¡Se necesita un equipo para cumplir un sueño!

 

 

Una multitud no puede apoyarnos, pero un pequeño grupo como 4word puede. Saben cuándo estamos enfermas, cuándo estamos teniendo un momento difícil y cuándo necesitamos un descanso. Podemos compartir nuestros objetivos y nuestros éxitos y fracasos, y se regocijarán con nosotras y nos alentarán a seguir adelante. Vamos a necesitar eso cuando establecemos los objetivos correctos y los perseguimos de todo corazón.

 

 

Por lo tanto, al mirar hacia adelante hacia lo que viene, continuaré recordándome diariamente de dónde proviene mi fuente de poder, lo que requerirá disciplina y entrega. Sé que necesito “soltar y dejar que Dios haga” y buscar una guía divina en cómo me veo a mí y a los demás. 2 Timoteo 1:17 nos dice, “Al contrario, cuando estuvo en Roma me buscó sin descanso hasta encontrarme.” (NVI)

 

 

——

 

¿Cómo está tu confianza? ¿Estás al principio de tu carrera o acabas de hacer un gran cambio en tu carrera hacia algo nuevo? ¿O has estado en tu carrera por un tiempo, pero todavía dudas de tus habilidades? Aprende de Patty y comienza a trabajar para callar las voces del mundo y escuchar la única voz que importa: ¡la de Dios!

——

 

 

Patty Ross se retiró recientemente después de una carrera de 34 años con Nike. Comenzó su carrera como una asistente de contabilidad a los 16 años, a tiempo parcial – un trabajo que ocupó hasta su graduación de la Universidad Estatal de Portland. Ross asumió algunos roles con otras compañías antes de regresar a Nike en 1992.

 

 

 

En más de dos décadas con la compañía, Patty ha liderado todo, desde la estrategia y el desarrollo empresarial hasta la gestión del cambio organizacional y las operaciones comerciales. Su combinación única de habilidades le ha permitido convertirse en una líder decisiva y exitosa, conocida por derribar barreras, desarrollar nuevos líderes y entregar resultados que cambian el juego. El estilo auténtico de Patty se describe mejor como enérgico y orientado a resultados.

 

 

 

Ella tiene una Licenciatura en Ciencias en Administración de Empresas de la Universidad Estatal de Portland. Ross también completó el Programa de Postgrado en Administración Avanzada en Harvard Business School y recientemente recibió su maestría en coaching del Instituto de Coaching Hudson. Además, en los últimos dos años, Patty ha estado entrenando para ser una Directora Espiritual y está en camino de graduarse en junio.

 

 

 

Fuera de Nike, le gusta pasar tiempo con su esposo, Dave, su perro, Molly, y sus muchos sobrinos y sobrinas. Ross es una fanática de los deportes y se puede encontrar jugando golf, excursionismo, ciclismo, correr, y yoga. También apoya los programas de liderazgo y de mujeres en diversas partes del país y brinda su servicio de forma regular a través del área metropolitana de Portland.

 

 

 

La mayor pasión de Patty es ayudar a las personas y los líderes empresariales a descubrir el significado y el propósito en su vida personal, profesional y espiritual.

 

——

 

Sign up to receive our Monday Morning emails and get blogs like this delivered right to your inbox!

 


SaveSave

SaveSave


One response to “Como una Ejecutiva de Nike encontró su confianza en el trabajo”

  1. […] a tu propia vida es muy importante, especialmente en la cultura actual de “hazlo todo”. Patty Ross, ex ejecutiva de Nike, compartió cómo ella dudaba de sí misma en numerosas ocasiones a lo largo […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *