Connecting, leading, and supporting women
in the workplace to reach their God-given potential.

¿Sin Simplicidad? Sin Intimidad.

April 16, 2018

 


Como mujeres cristianas en el lugar de trabajo, todos deseamos estar mas cerca a Dios y crecer nuestra relación con El. Pero las insaciables demandas del trabajo y la familia cansan, no solo nuestra energía física y mental, pero también nuestra energía espiritual. No es cuestión si queremos estar más cerca a Dios – pero ¿dónde encontramos el tiempo?

 

Los últimos 3 años, yo he empezado cada mañana con un devocional corto de a aplicación bíblica YouVersion en mi teléfono. Yo no paso horas cada mañana leyendo mi biblia y orando, pero he comprometido continuamente pasar tiempo con Dios cada día, aunque solo sean 30 minutos. La simplicidad de este habito ha cambiado mi relación con Dios, me ha acercado más a Él, y ha permitido alentar a mis hijos todos los días en lo que comparto con ellos lo que he aprendido.

 

¿Es fácil levantarse unos minutos más temprano y apartar tiempo con Dios todos los días? Definitivamente no. Es fácil poner a otra persona en un altar, pensando que otra persona es “supermujer” solo porque lee su biblia todos los días (al menos, es lo que dice).

 

Usted puede acercarse más a Dios hoy. ¿El secreto? Manteniéndolo simple.

 

No podemos tener intimidad sin la simplicidad. Es cierto para nuestras relaciones con nuestras familias y amistades, y nuestra relación con Dios también. Yo sé que solo puedo tener relaciones intimas con un numero de personas: mi esposo, mis hijos, y mis amistades mas cercanas. Jesús también sabia esto, por eso viajo con doce discípulos. ¿Qué podemos aprender de la simple intimidad con Dios del ejemplo de Jesús? Al parecer, ¡mucho!

 

Mantenlo simple. A los 12 años, Jesús entro al templo y empezó a habla con los lideres religiosos (Lucas 2:46). No necesita un estudio teológico largo y complicado para acercarse a Dios – solo necesita escuchar. Aparta solo cinco minutes cada mañana para pedirle a Dios que hable contigo, y ¡te sorprenderá lo que aprenderás!

 

La obediencia es clave. Es tentador complicar nuestro caminar con Dios. En la misma historia, después que María encontró a Jesús en el templo, El obedeció a sus padres y regreso a casa (Lucas 2:51). Dios no te esta pidiendo que te olvides de tus compromisos y responsabilidades y pasar horas leyendo la biblia y orando cada día. Tu obediencia a Su llamado sobre tu vida como compañero de trabajo, jefa, esposa, madre, hija, o amiga te acercara más a Él.

 

Nunca pares de crecer. Esas conversaciones con los líderes religiosos no eran el final del viaje espiritual de Jesús en la tierra. Jesús “siguió creciendo en sabiduría y estatura, y cada vez más gozaba del favor de Dios y de toda la gente” (Lucas 2:52). Aunque cada época de nuestras vidas se ve diferente, es importante mantenerse comprometido a pasar tiempo con Dios todos los días. Como madre joven, puede mirarse como unos cinco minutos en lo que su bebe este durmiendo. Como alguien con casa vacía, a lo mejor tendrá el tiempo de tener un estudio más profundo y compartir su sabiduría con mujeres jóvenes. En manteniendo su caminar con Dios simple, puede mantenerse consistente y crecer en su relación con Él.

 

Yo sé que es difícil poner el tiempo con Dios primero. El enemigo quiere prevenir que te acerques a Dios, y el hará lo que sea para distraerte. En manteniendo tu relación con Dios simple, escuchando y obedeciendo, y manteniéndote consistente, hasta la mujer más ocupada puede encontrar tiempo para la relación más importante: tu relación con tu Padre Celestial.

 

 


 

Sign up to receive our Monday Morning emails and get blogs like this delivered right to your inbox!

 


SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *